Habla Laureano Zalio.-

Con sus 2,07 metros, Laureano Zailo ya se roba todas las miradas en sus primeros días en Ameghino. El interno de 21 años (cumple 22 el 3 de septiembre) llegó a la ciudad con la mente puesta en la próximo temporada del Torneo Nacional de Ascenso, que significará el debut del León en la categoría.

Comenzó a jugar al básquet en el Club Ciudad de Venado Tuerto y a los 18 fue reclutado por Obras Sanitarias. Ahí y en Libertad de Sunchales formó parte de los planteles de Liga Nacional y luego pasó por Petroleros (TNA) y Tostado (Torneo Federal) antes de recalar en Villa María.

“Me dijeron que era un club muy organizado, que les gusta trabajar bien, en una ciudad muy linda y que queda cerca de mi casa. Además, yo no conocía a Pablo Castro (entrenador principal) pero me hablaron muy bien de él y todo eso hizo que me cerrara la idea de llegar a Ameghino”, contó el “lungo” de 95 kilos sobre su llegada al club.

¿Con qué te encontraste al llegar a Ameghino?

“Me encontré con un club muy lindo y con muy buena gente. Me atendieron de 10 y cada cosa que necesité, al ratito ya lo solucionaron. Vivo cerca del club, la ciudad está muy linda. Y a eso se le suma que tiene el gimnasio y la parte de kinesiología adentro de club lo cual es muy bueno porque no tenés que andar trasladándote”.

Sobre sus expectativas en este desafío con la casaca de Ameghino, dijo puntualmente que quiere “entrenar y mejorar”, al tiempo que destacó que buscará “aprovechar todos los minutos que me den, ganarme más y crecer”.

El aporte -explicó- que puede hacer al equipo, son “rebotes, que por mi altura es algo que me resulta más fácil, y defender”.

Laureano hizo referencia a quienes serán sus compañeros, y reconoció que si bien “a muchos los estoy conociendo recién ahora, creo que nos hemos armado muy bien”. “Tenemos equipo para pelear y veremos cuando empecemos a entrenar todos juntos para lo que estamos, pero desde ya te aseguro que es un lindo equipo y nos vamos a llevar muy bien”, cerró.

Parte de Prensa Ameghino Villa María