Sentido de pertenencia.-

Los profesionales con los mini.-

En una tarde que los más chicos recordarán para siempre, Miguel Gerlero, Sam Clancy, Luciano Gonzalez y Cristian Amicucci entrenaron con los mini del club. En una iniciativa del técnico Facundo Muller y Matías Balzaretti coordinado con el Profe Marcos Carrizo, los jugadores vivieron experiencias únicas que unen al club con el sentido de pertenencia más profundo.

A las 17hs comenzaron a llegar los más chicos y tiraban al aro. Ya está en su sangre con su camiseta de Instituto llegar al club, picar la naranja y comenzar a entrenar. Los esperaban en el Sandrin Luciano González, Sam Clancy, Cristian Amicucci y Miguel Gerlero junto al entrenador Facundo Muller y Matías Balzaretti.

Los entrenadores habían armado cuatro estaciones donde los chicos se separaron y realizaron trabajos de defensa, pases, tiros, dribbling, competencias y más.

“Surgió de parte nuestra, pienso que es un momento lindo para los chicos estar con sus ídolos con los referentes del básquet de Instituto, siempre van a tratar de imitar a los jugadores de la primera jugar como ellos y los ídolos se acercan a los iros en una práctica y es muy motivante para que ellos continúen con sus prácticas y su entrenador y sea un estimulo para seguir jugando al básquet”, comentó Muller.

Además sumó: “Estas acciones suman, son positivas, la semana que viene lo haremos con otro grupo y así lo haremos seguido para que los chicos compartan entrenamientos y se acerquen más a los partidos también. Hay que buscar ser parte entre todos de un equipo”.

Por su parte, el Profe de los Mini, Marcos Carrizo aclaró lo que significan estas acciones para el mini: “Me quedé sorprendido porque es la primera vez que pasan estas cosas con los jugadores de la liga. Por ahí no los sabemos aprovechar y gracias a Facundo que tuvo esta generosidad con los chicos, lo motiva un poco más a ellos para seguir trabajando en este camino del básquet mas allá sean buenos o malos jugadores. Esto los motiva para seguir adentro de una cancha de básquet. Esto ayuda a tener un sentido de pertenencia. Muchos son hinchas y los chicos nuevos los motiva mucho más y van amar estos colores desde que son mosquitos hasta que son primera y seguramente ellos van a querer ser los jugadores que hoy vieron acá”.

Prensa IACC – Sol Avila