No alcanzo.-

Domingo 3 de Septiembre.-

Argentina 76 – 81 Estados Unidos

Parciales: 1º) 22-15, 2º) (42-27), 3º) (56-50), 4º) 20-31

Argentina.- Facundo Campazzo 15, Nicolás Brussino 26, Patricio Garino (x) 4, Gabriel Deck 14, Marcos Delía 2 (fi) Nicolás Laprovittola 5, Máximo Fjellerup 0, Lucio Redivo 3, Javier Saiz 7, Tayavek Gallizi 0. DT: Sergio Hernández

Estados Unidos.- Kendall Marshall 2, Wendell Williams 7, Reginald Williams 7, Darrun Hilliard 15, Marshall Plumplee 0 (fi) Reggie Hearn 14 Jameel Warney 21 Xavier Munford 10 Larrry Drew 5. DT: Jeff Van Gundy.

El subcampeonato, en este torneo que clasifica al Panamericano, es una gran paso al crecimiento del equipo aun perdiendo cuando se ganaba por 20.-

Centrar la fundamentación de la derrota en un desempeño arbitral es tan equivocado como típico de analistas anacrónicos, si bien los pitos confunden cosa también muy ciertas… aquí se perdió porque se cayó en el dominio y ritmo del juego por una defensa en el segundo tiempo por parte de EEUU.

Esa defensa inquieto en la ofensiva cuando la pelota dejo de entra con la facilidad que lo había hecho en los primeros 20 minutos, los del Norte producto de los aciertos atrás y aprovechando inestabilidad en los nuestros convirtieron bajo el cesto (Jameel Warney) y del perímetro también (Larry Drew y Reggie Heam)

Nicolás Brussino en el primer cuarto hizo delicias como 2 triples, 3 volcadas, más dos tapas de Campazzo, en todos los casos espectaculares… dos veces nuestra selección le saco 20 a estos jugadores de CBA y de NBA 48-28 y 30-50 promediando el tercer cuarto… luego lo dicho defendió mejor Estados Unidos y se quedó con el título en condición de invicto gano los cinco juegos, tres en la clasificación en Montevideo y los dos en el Orfeo.

Hay cierta inmadurez en el elenco de nuestro país al ir ganando por esa diferencia y en menos tiempo en lo que consiguió esa diferencia, la pierde y cae en el juego, incluso en la mala decisión de Laprovitola en el tiro de empatar el partido a 9 segundos finales… en el partido aparte que Campazzo jugo por minutos con Kendall Marshall

Pero, siempre existe un pero… en este caso un pero “bueno”, se está formando una propia identidad, El Alma está y crece… gracias pibes!

Ampliaremos