0
99

Otra vez fallo la justicia… estas son las cosas que no podes dejar de saber sobre la dirigencia de nuestro deporte

El desfalco de la entonces CABB en la administración de German Vaccaro fue de $ 33.390.302.03, paso el tiempo y ahora CAB comunica que “…en el ámbito de la justicia penal federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el delito de administración fraudulenta, el tribunal oral interviniente resolvió suspender el proceso a prueba por el plazo de tres años. Se impuso al Señor Vaccaro, quien aceptó su culpabilidad, el pago de la suma de USD 80.000 a la CAB en concepto de reparación por el daño causado. Esta cifra surge a partir de las pericias que constan en los expedientes. Además, quedará inhabilitado de forma perpetua para ejercer cargos en la CAB o en el ámbito de sus afiliadas…”

Argentina país generoso, celebre frase del amarillista ahora barbado periodista (¿), lo cierto es que, por el daño causado, que dentro de otras tantas cosas casi no impide participar en una cita máxima internacional, el Señor debe pagar una suma muy inferior a lo que se le encontró como administración fraudulenta…

El titular de la Fiscalía Federal N°5 de la cabezona del país encontró siete hechos maliciosos que beneficiaron económicamente a Vaccaro y a su vez a terceros.

Según datos del diario La Prensa, publicado el 15/06/2015, la nómina de sucesos que se le endilgan es la siguiente:

1) Haber comercializado en forma personal entradas para el ingreso a los partidos de la selección argentina de básquetbol en el Campeonato Mundial que se desarrolló en España en el 2014. Según la fiscalía, Vaccaro logró desviar en provecho propio y hacia sus familiares la suma de $154.253, generada con motivo de la venta de entradas para el certamen. En lugar de ingresar esos montos a la contabilidad de la CABB, se dispuso su depósito en una cuenta corriente en pesos a nombre de Vaccaro y su esposa, y en otra de Jusanju S.A., perteneciente a los suegros del imputado. Picardi señaló que ni los padres de la mujer ni ella “mantuvieron roles, funciones, ni desempeño alguno en la CABB, que justifiquen y/o expliquen el desvío de las ganancias del organismo hacia sus cuentas bancarias personales”.

2) El desvío de fondos públicos que ingresaron a la CABB a través del subsidio otorgado por la Secretaría de Deportes del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en el marco del “Plan Nacional del Deporte Social”. De acuerdo al MPF, dichos fondos fueron transferidos por la cartera ministerial a la cuenta bancaria del Banco de la Nación Argentina perteneciente a la CABB, el 15 de abril de 2014. Sin embargo, al día siguiente fueron debitados a través de siete cheques, “que a la postre fueron cobrados por ventanilla por distintas personas autorizadas por Vaccaro”. El perjuicio patrimonial en ese aspecto y con esa modalidad fue valuado en $460.271,00.

3)El desvío de fondos por $1.342.050 ingresados en 2012 a la cuenta de la CABB mediante dos depósitos efectuados a través de la firma Fiduciaria del Norte S.A. -uno de $667.050 y otro de $675.000-; y luego de otros $759.900 transferidos a la Confederación en junio de 2013 por la Secretaría de Deportes del Ministerio de Desarrollo de la Nación, en concepto de subsidios. Esos importes estaban destinados a la organización del Campeonato Sudamericano de Mayores de Básquetbol que se llevó a cabo en Resistencia, Chaco, del 18 al 23 de junio de 2012. Todas las operaciones implicaron irregularidades en la contabilidad del organismo. En relación a ese torneo, a Vaccaro se le cuestiona además la rendición de cuentas presentada ante la Secretaría de Deportes, la omisión de su parte de haber computado a favor de la CABB el producido de la venta de entradas al torneo, y de la publicidad y/o televisación del evento.

4) El desvío de un millón de pesos ingresados a la CABB el 27 de diciembre de 2013, provenientes de la Federación de Básquetbol de Capital Federal, en calidad de afiliada, para cancelar una deuda que esa federación mantenía con la CABB, en el marco del Programa FIBA Organizer. Si bien fueron entregados mediante cinco cheques, “la contabilidad de la CABB no registró el ingreso y/o el destino de esos fondos, ni el depósito de tales valores en la cuenta bancaria de la entidad”, consigna el dictamen.

5) Haber desviado en su provecho y/o de terceros veinte mil euros que la Federación Española de Básquetbol (FEB) -en su carácter de organizadora del Campeonato Mundial de esa disciplina en 2014- puso a disposición de su par argentina en abril de 2014, para que la Confederación hiciera frente a los gastos de pasajes aéreos a España. De acuerdo al MPF, Vaccaro “le indicó a la FEB que la transferencia de dichas sumas debía realizarse a una cuenta del Banco HSBC de la Región Administrativa Especial de Hong Kong de la República Popular China, registrada a nombre de la sociedad ‘Wai Ho Trading (Hong Kong) Company Limited’; la FEB así lo hizo, pero el dinero no fue ingresado ni registrado en la contabilidad, como tampoco destinados al pago de los pasajes aéreos al mundial.

6) El desvío por importes que sumaron $355.073,10, para el pago de pasajes aéreos al exterior y al interior de la Argentina entre febrero de 2012 y febrero de 2014 “que fueron utilizados por Vaccaro, miembros de su familia y allegados, por motivos ajenos a los fines de la entidad”; entre los beneficiados se detectó a parte de su núcleo familiar. A esos fines es que el imputado se habría valido de acuerdos establecidos con las empresas de turismo Hub Travel y Ola S.A., “para que estas libraran facturas en nombre de la CABB, para la financiación de sus viajes personales, los de su familia y amigos”.

7) Por último, el uso de una tarjeta corporativa perteneciente a la CABB, para la adquisición “de bienes y servicios exorbitantes a los intereses que debía representar y completamente ajenos a las actividades institucionales y deportivas”. Esos gastos ascendieron a casi 41 mil pesos y más de 8 mil dólares. Algunas de las marcas en los que fueron dilapidados son Coin Vert, Mancini, Mc Shoes, Jazmín Chebar, Key Biscayne, Apple Store, Lacoste, World Phones, Abercrombie & Fitch, Armani, Guess, Allo Martínez, Las Oreiro, María Vázquez, Caro Cuore, Sarkany, Jackie Smith, María Cher y Paula Cahen D’anvers, entre otras.

Métele que son pasteles… hace cualquiera que 80000 verdolagas, si te haces cargo, te dejan libre…

Luego de renunciar Vaccaro, sucedieron en el sillón mayor dos dirigentes de esa administración, Daniel Zanni (renuncio el 27-7-2014) luego Ricardo Siri (renuncio el 30-7-2014), luego vino una renuncia masiva de todos los componentes de la Comisión Directiva que por omisión o sumisión siempre levantaron la mano para aprobar los hechos de Vaccaro y los renunciantes responsables fueron Ricardo Siri (Chaco), Guillermo Lombardi (Buenos Aires), Fabián Borro (Capital), Vicente Castellano (secretario), Gerardo Montoya (tesorero), Sergio Gatti (protesorero), Otar Mascharavilli (vocal) y Mario Ontivero (vocal), siendo intervenida la Institución el 4-8-2014 a cargo de Federico Susbieles

Para ponerle color a esta nota… José Luis Sáez fue presidente de la Federación Española (2004) y forjo amistad con Germán Vaccaro (2008), en enero de este año se conoció que la justicia española llegó a un acuerdo con Sáez que acepta ir un año a la cárcel por apropiación indebida de fondos en su gestión por la suma de 737.748 euros, José Luis además deberá pagar una multa de 118.000 euros (¿) en todos lados se cuecen habas…

Quedan, tal como somos los argentinos y por experiencias vividas, un cumulo de preguntas que NUNCA se han de contestar en el marco de lo oficial y a partir de ahí dudas por doquier!

La historia dirigencial de la CABB / CAB es digna de una serie de Netflix similar a “Los entresijos de la FIFA”

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here